Museos de Oaxaca

    museodelospintores

Museo de los Pintores Oaxaqueños

El Museo de los Pintores Oaxaqueños se crea con la finalidad de ofrecer un espacio abierto al desarrollo contemporáneo de las artes plásticas y gráficas en la entidad, ofreciendo exposiciones que promuevan y difundan la obra de artistas oaxaqueños y generen un foro crítico e incluyente a las distintas maneras de hacer y apreciar el arte.

Este museo se plantea como objetivos la promoción de la obra y artistas plásticos y gráficos oaxaqueños, así como propiciar el contacto con diferentes corrientes de las artes plásticas y gráficas en México y el mundo y promover a los artistas oaxaqueños, enlazándolos con otros museos y galerías de México y el extranjero. Sabino López (Fragmento)

El museo, administrado por el Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos del Estado de Oaxaca, define su vocación como centro cultural abierto a todas las manifestaciones artísticas, al albergar no sólo exposiciones sino también conciertos, lecturas, conferencias y talleres. Sabino López (Fragmento )

HISTORIA DEL EDIFICIO


En la esquina de las calles de García Vigil e Independencia se ubica un edificio del siglo XVII, de arquitectura sobria, construido con cantera verde y altura mesurada como el resto de los inmuebles de Oaxaca. Se edificó bajo la iniciativa del licenciado y sacerdote Don Juan Gómez de Tapia, cura de Tututepec y del filántropo portugués Don Miguel Fernández Fiallo, quienes donaron una fuerte cantidad de dinero para la realización de esta obra, cuya finalidad era dar educación a las niñas oaxaqueñas sin discriminación alguna, por raza o por condición económica. Bajo auspicios del Obispo Don Isidro Sariñana, en el año de 1700 puso este espacio educativo al servicio de la mujer oaxaqueña con el nombre del Colegio de Doncellas de Nuestra Señora de la Presentación (o Colegio de las Niñas), el día 26 de enero de 1686. Posteriormente, por las leyes de Reforma, el Colegio fue clausurado, dejando de funcionar en 1860; ya en el periodo el Gobierno de Don Porfirio Díaz reabrió sus puertas en 1866.

Muchos y variados han sido los usos que ha tenido este inmueble a lo largo del tiempo. Fue utilizado como Museo de Antropología e Historia, también funcionó como Museo Regional del estado, después se instalaron las oficinas del Ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca, dejando el inmueble en 1992; de 1993 al 2003 albergó las instalaciones de Secretaría de Turismo.

En el año 2003 nació la idea, por parte del Gobierno del Estado, de habilitar un museo que albergara la plástica de los grandes artistas oaxaqueños, desde el siglo XVI hasta nuestros días, en un edificio emblemático por su historia y por su ubicación, mismo que antes de la intervención se encontraba sumamente alterado a causa de los diversas instituciones que albergó, así como por la falta de mantenimiento y debido a los daños causados por sismos que dejaron severas marcas en el inmueble.

El edificio cuenta con un pórtico de acceso que se abre a un patio delimitado por columnas cuadrangulares que anteceden a las crujías perimetrales. Como remate de este patio se encuentra una escalera con dos recorridos para llegar al segundo nivel de este edificio. Con largos y rítmicos pasillos se conduce a las salas perimetrales, algunas con reminiscencias religiosas. En la parte posterior del edificio se encuentra un segundo patio con diseño más modesto que el primero.

Después de la rehabilitación de las salas de lo que fue el Colegio de las Niñas, el inmueble recobró la belleza y majestuosidad perdidas. El objetivo principal de esta rehabilitación fue dejarlo en condiciones óptimas para albergar las instalaciones del Museo de los Pintores Oaxaqueños (MUPO). Se consolidaron muros y cubiertas, se demolieron agregados, se sustituyeron todas las instalaciones (eléctricas, hidráulicas y sanitarias).

Servicios

• Abierto de martes a domingo, de 10:00 a 20:00 Hrs
• Entrada general: $ 20.00
• Estudiantes e INSEN $10.00 con credencial

GALERIA DE FOTOS