Fiesta Patronal de la Virgen de la Soledad
(diciembre 18)

Basílica de Nuestra Señora de la Soledad.

Considerada durante la época colonial una de las fiestas religiosas más importantes durante dicho periodo, el culto a la Virgen de la Soledad, adquirió características propias, de tal manera que hasta el vestuario se conformó con elementos locales, que permiten identificar las regiones a donde se ha extendido el culto de la Patrona de los Oaxaqueños.

En sus orígenes, el culto fue modesto, pero poco a poco alcanzó un excepcional arraigo en el corazón de los oaxaqueños, a tal grado, que en la totalidad de los pueblos se cuenta con una réplica de dicha imagen e incluso en la ciudad encontramos algunas notables como la de San Felipe Neri, San Juan de Dios, La Merced, por citar algunas.

El fervor del pueblo oaxaqueño se desbordaba en respeto durante la Cuaresma y en dolor el Viernes Santo, para transformarse en alegría durante la fiesta decembrina.

Bastante disminuida, pero no por ello superada, esta festividad, es la fiesta de los oaxaqueños por excelencia.

A partir de las 6:00 de la tarde, inicia el convite, recorriendo los barrios de la Ciudad donde visitarán a los padrinos quienes ofrecerán alimentos y bebidas a los participantes, regresando al templo entre la 1:00 y las 2:00 de la madrugada.

Durante el novenario, se reza el rosario a las 5:00 horas y a las 6:00, se celebra la primera misa; las rendidas de culto, generalmente se realizan a las 12:00 y 19:00 horas, resaltando éstas porque la mayoría de los concurrentes realizan su recorrido acompañados de bandas de música, cohetería y mujeres con los trajes regionales.

Dentro de estas rendidas de culto sobresalen la de la parroquia de Tlacolula, organizada durante años por René Calderón, la de la Choferes del Sur, la de los Trabajadores de la Construcción y la Tuna de Antequera, por citar algunas.

 

 

A las 0:00 horas del día 18, se celebra la primera misa y con ellos los diversos grupos musicales comienzan a ofrecer las mañanitas a la patrona; a las 4:00 de la mañana se realiza el rezo del Rosario por las calles del barrio concluyendo hacia las 5:30 horas.

Durante el día se celebran misas cada hora hasta las 9:00 de la noche.

Convite, novenario, rendida de culto, calenda, actividades religiosas, fuegos artificiales, rosario de aurora, procesión, octava de la fiesta, juegos mecánicos, audición musical, mañanitas, callejonada, danza, kermesse, antojitos populares.


 

Destaca sobre otras fiestas por el alba del día del convite, en la que a partir de las 4:00 de la mañana dos ó tres bandas de música interpretan melodías, se repican las campanas y se queman cohetes, cohetones y ruedas catarinas, anunciando a la ciudad el inicio de la festividad. A las 6:00 de la mañana se recorren los mercados Cuarto Centenario, el centro de la ciudad, los mercados Juárez Maza y 20 de Noviembre, así como la Central de Abastos para retornar al templo al medio día, visitando durante este recorrido a las diversas personas que ofrecerán algo a la Patrona, agradeciendo la visita con diversas bebidas y alimentos.

 

El día de la calenda, a partir de las 5:00 de la tarde se reúnen en el atrio los "monos de calenda", canasteras, madrinas de calenda y pueblo en general, celebrándose a las 6:00 la misa de calenda, para posteriormente recorrer los barrios de la ciudad, visitando las casas de los diversos padrinos, para terminar su recorrido hacia las 4:00 de la mañana con la celebración de una misa de acción de gracias.

El día de la víspera, comienzan a llegar los estandartes de las diversas hermandades del Rosario de la ciudad y pueblos vecinos. Por la noche se queman los fuegos artificiales.