El ex convento de Santa Catalina de Siena de la Orden de los Predicadores de Santo Domingo de Guzmán, que actualmente ocupa el Hotel Quinta Real, fue construido a finales del siglo XVI, funcionó como tal hasta el Siglo XIX, fue posteriormente cárcel de la ciudad de Oaxaca y parte de su convento en Palacio Municipal, después sufrió el abandono hasta que fue rescatado y concesionado para el Hotel Presidente y posteriormente el Hotel Camino Real. 

Dirección: 5 de Mayo 300, Centro, Oaxaca. Se encuentra ubicado a 5 cuadras al Noreste del Zócalo de la ciudad de Oaxaca, entre las calles Reforma, Alcalá, Abasolo y Murguía.

Fue fundado por el obispo fray Bernardino de Alburquerque, en 1568, con el nombre Monasterio del Rosario de María. Comenzó a funcionar, provisionalmente, en una casa cedida por el señor Alburquerque, con cuatro monjas, de la orden franciscana, traídas de la Ciudad de México. En 1579 se encargó la construcción del edificio a Hernando Cavarcos, quien se hallaba dirigiendo las obras del Templo de Santo Domingo de Guzmán. Se sabe que la construcción de este Convento dio principio hasta pocos años antes de finalizar el siglo XVI, y se concluyó en el siglo XVIII.

A raíz de la exclaustración de monjas, decretada por las Leyes de Reforma en 1862, el Convento sirvió de cárcel, y lo que fuera el templo y atrio se transformó en Palacio Municipal. Posteriormente, el templo funcionó como cine, para lo cual se abrió una puerta en el muro poniente que todavía existe. A principios de siglo XX, se instaló una logia masónica en una fracción de la esquina, de las actuales calles de Reforma y Murguía. En 1950 se destinó la parte restante, sobre la Calle Reforma , a la Escuela Abraham Castellanos. Por último, en 1976, el ex Convento se transformó en el Hotel Presidente, hoy Posada Camino Real, y se declaró, el inmueble, Tesoro Nacional.

Originalmente, el conjunto ocupó una manzana entera. Hasta antes de la secularización, el público tenía acceso al templo, a través de dos puertas que se abrían al atrio, localizado en el lado sur. En lo que fue el atrio se construyó, en 1873, el Palacio Municipal, cuyas habitaciones son ahora ocupadas por el Hotel.

El ExConvento, ubicado al norte del templo, está dividido en cuatro áreas distintas; aunque anteriormente eran seis. Cada una tiene un pequeño patio rodeado por edificaciones de dos niveles. La circulación y el acceso a las diversas habitaciones, se hace a través de corredores techados.

En el patio noreste, de lo que es ahora el Hotel, destaca el novedoso conjunto de doce lavaderos, en un reducido edificio de planta octagonal que remata con una cúpula mudéjar. Representa el más significativo sistema hidráulico de la época colonial.

La fachada principal es de dos niveles y ocupa toda una cuadra de la Calle 5 de Mayo; está dividida en dos partes por el antiguo Templo de Santa Catalina de Siena. La parte derecha corresponde al Palacio Municipal; tiene muros revocados y ventanas con rejas y balcones de hierro forjado. El acceso de esta parte es un vano adintelado, flanqueado por dos columnas adosadas de orden compuesto.

En la esquina, en la parte superior hay un reloj con la inscripción 1960-1962.

La parte izquierda pertenece al antiguo claustro. El muro también está revocado y tiene ventanas cuadrangulares, protegidas con rejas de hierro forjado. A la derecha, de esta parte, está el acceso principal del hotel, compuesto por un vano arcado, carente de ornamentación. La fachada del templo está ligeramente remetida del paramento general.

Carece de campanarios y de elementos decorativos; sobresale por sus sillares de cantera verde.

Venir a Oaxaca y disfrutar de este sitio es lo obligado para quien visita la Vieja Antequera.

OAXACA ES UN LUGAR ESPECIAL PARA VISITAR EN CUALQUIER MOMENTO DEL AÑO

APROVECHE NUESTROS PAQUETES TURISTICOS