Algunos investigadores consideran que Lambityeco significa “cerros de alambique” (compuesto por la palabra española alambique y de la zapoteca pytec ´cerros´); otros proponen que se trata de un vocablo zapoteco, ya transformado, equivalente a “loma hueca”. La zona arqueológica de Lambityeco forma parte de un asentamiento mucho mayor, conocido como Yeguih (“cerrito” en zapoteco).

Dirección: Carretera Panamericana (No. 190), en el tramo que une a la ciudad de Oaxaca con el poblado de Mitla, 31 kilómetros aproximadamente al sureste de la capital oaxaqueña y 2.5 kilómetros antes de llegar a Tlacolula.

  • Tel: (951) 513 3346

Lambityeco se localiza en el Valle de Tlacolula, perteneciente a los Valles Centrales de Oaxaca. Por la temporalidad de su ocupación es contemporáneo a Monte Albán, y se insertaba en el sistema de comercio de este último como un sitio especializado en la producción de sal, la cual era obtenida por la evaporación del agua recolectada del Río Salado en grandes recipientes. El linaje Zapoteca aquí establecido se caracterizó por la riqueza artística que plasmó en los elementos arquitectónicos decorativos como los relieves estucados y la pintura mural, así como en artefactos labrados en hueso, y en  las diferentes urnas funerarias recuperadas en los enterramientos existentes. Después que Monte Albán dejo de ser el asentamiento hegemónico en el Valle de Oaxaca, Lambityeco y otros asentamientos pequeños, retomaron el poder y control político de territorios menos vastos, pero establecieron, al igual que otros grupos étnicos en Mesoamérica, alianzas matrimoniales entre los diferentes linajes, situación que le dio estabilidad política y económica  a la región. Cronología: 750 a. C. a 1200 d. C. Ubicación cronológica principal: Posclásico Temprano, 800 a 1200 d. C.

Los pocos vestigios descubiertos indican que la ocupación de Lambityeco se dio entre los años 600 a.C. al 800 d.C. Tuvo su máximo apogeo entre los años 700 y 750 d. C., en coincidencia con el paulatino abandono de Monte Albán. Por su producción de sal, en aquellos tiempos, estaba considerado como una ciudad importante, dentro del mercado zapoteca.

Los edificios que se hallan a la orilla de la carretera, es lo que hasta ahora está explorado en esta zona arqueológica. Se trata sólo de una pequeña parte de lo que fue este gran asentamiento que abarcó, aproximadamente, 63.75 hectáreas. Asimismo, existen más de 200 montículos, sin contar los que quedaron bajo el actual pueblo de Tlacolula.
Los restos de las casas y palacios explorados son una mínima parte de la ciudad. Los palacios más antiguos son de los caciques y Sacerdotes.

Palacio de los Caciques: Ubicado dentro de la pirámide conocida como M-195, tiene dos patios rodeados por cuatro aposentos. En uno de estos patios hay un altar al centro donde se encuentran dos frisos en los muros laterales, éstos representan a sus dirigentes: un hombre en posición horizontal (boca abajo), con barba terminada en punta, tiene orejas, viste un maxtlatl y lleva en la mano un fémur humano.

La mujer también en la misma posición que la del hombre, con un peinado zapoteca con moños entrelazados, con orejeras y collares con cuentas redondas, viste un quechquémitl.

En el friso localizado en el muro norte se identifica el «Señor 4 cara humana» y «Señora 10 mono» que ocuparon el palacio más antiguo entre los años 600-625 d.C. En el friso localizado en el muro sur se identifica al «Señor 8 búho» y «La Señora 3 Turquesa» que utilizaron el segundo palacio entre los años 625-650 d.C.
Bajo el friso del altar se localiza el acceso a la tumba No. 6, en cuya fachada se ven las máscaras del «Señor I temblor de tierra» y «Señora 10 caña», últimos dirigentes de Lambityeco.

Palacio de los Sacerdotes: Ubicado atrás de la pirámide M-195 y sobre la M-190, se encuentran dos esculturas en estuco con dos enormes bustos del dios zapoteca de la lluvia «Cocijo», estos mascarones son iguales y llevan adornos que parecen penachos de plumas largas con un glifo en la parte central. Esta es la cara estilizada de un jaguar, en las manos toma la fuerza del rayo y del viento.

Lambityeco fue considerada como una ciudad importante dentro del mercado zapoteca por su comercio de sal de mar y tierra llamada «tequesquite».

OAXACA ES UN LUGAR ESPECIAL PARA VISITAR EN CUALQUIER MOMENTO DEL AÑO

aproveche nuestros PAQUETES TURISTICOS AQUI