El mensaje que el MACO transmite, a través de sus instalaciones y actividades, de que el presente y el pasado se pueden integrar en una experiencia valiosa y original, tiene especial pertinencia en el ámbito de Oaxaca; la riqueza y diversidad cultural de este Estado posee un enorme potencial que, más que un motivo de disgregación, debería de ser un importantes factor de desarrollo social.

Dirección: Calle Macedonio Alcalá 202, Centro, 68000 Oaxaca

  • Tel: (951) 514 1055
  • Facebook: Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca
  • Email: exposiciones@museomaco.com
  • Sitio web: museomaco.org

El MACO, además de ser un espacio para la celebración de la belleza, la libertad y la imaginación, se define como una institución educativa cuyo propósito es estimular la reflexión, el análisis y la discusión con el fin de enriquecer la vida comunitaria.

Desde su inauguración, en 1992, el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca ha fundamentado sus acciones en la convicción de que es posible realizar una síntesis original, armónica y de amplia significación comunitaria, con elementos vigentes de las tradiciones regionales y los logros de la cultura global contemporánea. Bajo la luz de este objetivo se han definido sus acciones y el contenido de su programación. En efecto, el juego de contrastes y afinidades que se da entre el programa de exposiciones –cosmopolita y de vanguardia– con la severa y añeja nobleza del sitio que lo aloja, conduce a un espectador atento y sensible a considerar la importancia de pugnar por modelos que armonicen nuestras aspiraciones de modernidad con las tradiciones que nos han legado las múltiples comunidades que conforman el tejido humano de México.

El inmueble ( La Casa de Cortés)

La denominación dada por la voz del pueblo, sugiere haber sido propiedad del conquistador Hernán Cortés, Marqués del Valle de Oaxaca. La casa, en realidad, data de fines del siglo XVII y principios del XVIII. El inmueble es uno de los ejemplos más significativos en cuanto a la arquitectura civil de la época virreinal en Oaxaca.

A pesar de las alteraciones que se le practicaron, a lo largo del presente siglo, conserva el esquema general de trazo, con dependencias dispuestas en torno a tres patios. El diseño de la planta arquitectónica se adapta a las condiciones que impuso la tradición en Oaxaca; es notoria la influencia de las casas andaluzas, predominantes en las residencias que hicieron los descendientes de los conquistadores, y luego muchos otros personajes que privaron en la vida de la sociedad mexicana, a lo largo del virreinato.

Otra de las características más importantes en la casa son los trabajos de cantería ejecutados en la fachada; destaca sobre todo la portada que señala el acceso principal.

La portada tiene tres cuerpos. En el primero está el acceso adintelado con un relieve floral en la clave; está enmarcado por un cornisamento y dos columnas de capitel dórico y fuste tritóstilo (un tercio del fuste con relieves vegetales y los dos restantes con estrías o contracanales). En el segundo, está una puerta-ventana con dintel curvilíneo, en cuya clave figura un monograma jesuita; a los lados hay columnas corintias de fuste tritóstilo, un tercio con relieves vegetales y el resto con espirales salomónicos. Al frente de la puerta-ventana luce un balcón de hierro forjado, considerado como uno de los más originales y antiguos en la ciudad.

El tercer cuerpo está formado por cuatro columnas semejantes a la del cuerpo anterior, cuya distribución genera tres marcos; el del centro tiene un nicho con la imagen del arcángel Miguel. En los laterales hay dos escudos heráldicos; según se afirma, correspondieron a las familias Lazo de la Vega y Pinelo. Ambas emparentadas entre y propietarias en común de la casa. Complementan la fachada un conjunto de puertas-ventanas, casi cuadradas, adinteladas y con protección de hierro forjado.

Respecto al interior, el primer patio se realizó como fue la usanza en la ciudad virreinal. Se dispusieron corredores en tres lados, en los dos niveles, con arcadas rebajadas y de medio punto sobre columnas toscanas. Están cubiertos con bóveda catalana, a base de viguería y enladrillado. Tienen comunicación directa con las dependencias. Al centro del patio fue colocada una fuente de cantera verde. En el segundo patio, sólo se aprovecharon las posibilidades de iluminación y ventilación para algunos locales; tiene arcadas sobre pilares en dos de sus lados. El tercero o posterior carece de corredores.

El área de la escalera conserva la única solución de techumbre distinta del resto de la casa; es una bóveda vaída decorada con detalles de argamasa.

Son importantes también los aplanados de los muros, donde fueron encontradas varias capas de pinturas que ejemplifican los procedimientos decorativos en la época colonial.

Durante mucho tiempo, el inmueble fue ocupado como vivienda y comercio; al ser adquirida por el Gobierno, en 1986, se destinó para albergar el Museo Histórico Urbano de Oaxaca. En 1992, a iniciativa del pintor oaxaqueño Francisco Toledo y con aprobación del Gobierno del estado se transformó en Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca.

De esta manera, la Casa de Cortés, como la conoce el pueblo oaxaqueño, ha sido incorporada a la vida cotidiana de la ciudad, y ha colaborado a demostrar que los edificios que forman el acervo patrimonial y monumental de la comunidad siguen siendo valores vigentes cuando se les dedica a usos racionales y cuando se les at

Ubicación
Se encuentra ubicado en un edificio colonial a 3 cuadras al norte de la Plaza Central (Zócalo) en la calle de Alcalá No. 202.

OAXACA ES UN LUGAR ESPECIAL PARA VISITAR EN CUALQUIER MOMENTO DEL AÑO

aprovecha nuestros PAQUETES TURISTICOs aqui