Donaji...La Leyenda (Fiesta de los Lunes del Cerro)

Donaji...La Leyenda (Fiesta de los Lunes del Cerro)

Un día antes de la celebración del la Guelaguetza, se lleva a cabo la maravillosa puesta en escena del magno espectáculo de danza, luz y sonido; donde se fusiona el esplendor de la música prehispánica, ejecutada en vivo con caracoles marinos y tambores, con la deslumbrante coreografía de 90 talentosos artistas, quienes portan vistosos penachos de los guerreros mixtecos y los huipiles de las doncellas zapotecas, danzando con antorchas, efectos de iluminación y fuegos artificiales para narrar la historia de amor y heroísmo de la princesa Donají y el príncipe Nucano. (+)INFO


Donají...La Leyenda.

Auditorio Guelaguetza, Oaxaca.


Presentación de la leyenda de la Princesa Donají

La leyenda cuenta que la princesa “Donají” fue hija del rey zapoteca “Cosijoeza”, cuya capital de sus dominios estaba en Zaachila, su nombre significa “alma grande” y cuando nació, un sacerdote de Mitla descifra en el cielo el signo de la fatalidad prediciendo que ella se sacrificaría por amor a su pueblo zapoteca. Cuando los mixtecos y zapotecos se encuentran en feroz batalla, conoce herido al príncipe mixteco “Nucano”, de quien se enamora. Al ser derrotados los zapotecos, los mixtecos piden en prenda de paz a “Donají” para que el rey “Cosijoeza” respetara los tratados. La princesa es llevada a vivir a un palacio de Monte Albán y una noche que tratan de rescatarla, es sacrificada por un guerrero. Su enamorado “Nucano” gobierna con amor a los zapotecos en recuerdo a “Donají” y sus cuerpos descansan bajo el mismo sepulcro en Cuilapan.
(+)INFO

La Leyenda.

La princesa Donají fue hija del rey zapoteca Cosijoeza, cuya capital de sus dominios estaba en Zaachila, su nombre significaba “Alma Grande” y cuando nació, un sacerdote de Mitla descifra en el cielo el signo de la fatalidad y predice que ella se sacrificaría por amor a su pueblo zapoteca.

Cuando los mixtecos y zapotecos se encuentran en feroz batalla, conoce herido al príncipe mixteco Nucano, de quien se enamora.

Al ser derrotados los zapotecos, los mixtecos piden en prenda de paz a Donají para que el rey Cosijoeza respetara los tratados. Es llevada a vivir a un palacio de Monte Albán y una noche que tratan de recatarla, es sacrificada por un guerrero.

Su enamorado Nucano gobierna con amor a los zapotecos en recuerdo a Donají y sus cuerpos descansan bajo la misma losa en Cuilapan…eso cuenta la leyenda.

El municipio de Oaxaca de Juárez, ostenta como escudo oficial la cabeza de Donají hoy en día en su memoria.





Quienes tanto se amaron en la vida se unieron al fin: Donají y Nucano, descansan bajo la misma losa en la iglesia de Cuilápam de Guerrero. El viajero puede ver en el piso de la iglesia, con mediana cerca de hierro, un sepulcro con dos nombres: el de Doña Juana Cortés y el de Don Diego de Aguilar, nombre que tomó el príncipe mixteca cuando lo bautizaron.

(+)INFO

GALERIA DE FOTOS