San Pablo Villa de Mitla es un pueblo y cabecera municipal en el estado de Oaxaca, México, famoso por ser el sitio de las ruinas arqueológicas de Mitla. Se localiza a 46 km de la ciudad de Oaxaca, en el Distrito de Tlacolula.

El pueblo es también conocido por sus textiles hechos a mano, sus piezas bordadas bordadas y por el mezcal. El nombre de «San Pablo» es en honor de San Pablo y «Mitla» es una castellanización del nombre náhuatl «Mictlán.» Este es el nombre que los aztecas dieron la antigua ciudad prehispánica antes de la llegada de los españoles y significa «Tierra de los muertos». Se encuentra en las regiones de los Valles Centrales de Oaxaca,

El pueblo y la cabecera municipal de Mitla es el centro comercial y turístico de la zona. Muchas de las casas en la ciudad moderna de Mitla tienen cerca de 200 años de antigüedad, con un estilo rústico colonial. En muchas de estas casas son talleres de tejidos y bordados que venden sus productos al público. El pueblo tiene un centro cultural o “Casa de Cultura,” que ofrece diversas clases de disciplinas culturales, tales como bailes tradicionales.

Hay un pequeño mercado de artesanías al aire libre justo fuera de la zona arqueológica. La mayor parte de las artesanía fabricadas y vendidas aquí son textiles, incluyendo ropa tradicional con bordados hechos a mano, hamacas, sarapes, tapetes, bolsos, manteles tejidos a mano y y otros artículos. Los collares y pulseras están trenzados de fibras y decorados con perlas, semillas, piedras pequeñas y / o figuras de cerámica. Muchos de los diseños que se encuentran en los tejidos vienen de los códices prehispánicos y tienen como base a figuras mitológicas zapotecas, pero también se pueden encontrar imágenes más modernas de los pintores mexicanos contemporáneos que también se encuentran en este lugar.

Experiencias imperdibles

CAMINAR POR LA CIUDAD DE LOS MUERTOS: La zona arqueológica de Mitla, o “la ciudad de los muertos”, fue considerada un lugar de descanso, así como el segundo centro ceremonial zapoteca después de Monte Albán. Destacan las grecas labradas en piedra con diferentes diseños geométricos que adornan los muros de sus edificios y caracterizan su singular arquitectura.

LA VISITA AL TEMPLO DE SAN PABLO: Cuando los españoles llegaron en la década de 1520, la Mitla prehispánica era conocida como centro religioso en el valle de Oaxaca. En 1544, la iglesia de San Pablo se construyó con parte de las ruinas del antiguo complejo religioso zapoteca. La iglesia se sitúa sobre una plataforma prehispánica que ahora funciona como atrio. El acceso a la iglesia es a través de un portal decorado con crestas en forma de pirámide y un nicho.

PALENQUES: Las fábricas artesanales de mezcal son el mejor sitio para la degustación de este destilado de diferentes agaves principalmente del llamado espadín.

FIESTAS PATRONALES Y DIA DE MUERTOS: La música tradicional de aquí es interpretada por bandas de instrumentos de viento y marimbas. La chirimía, un instrumento de origen hispano, también se puede escuchar en este lugar.  El Día de Muertos es una celebración importante aquí, ya que la zona tiene historia de ser un lugar relacionado con el descanso y el inframundo. Ofrendas o altares se colocan en los hogares de los seres queridos fallecidos. Las celebraciones comienzan al mediodía el 31 de octubre con campanas de la iglesia para recibir primero la visita de los niños fallecidos. El 1 de noviembre, las familias visitan las tumbas para limpiar, decorar y colocar ofrendas en las tumbas de la familia. Fuegos artificiales se prenden para ayudar al difunto a encontrar el camino a sus hogares. A partir del mediodía del 1 de noviembre al medio día del 2 de noviembre se cree que los muertos están entre los vivos disfrutando de la comida y y las bebidas que son dejadas en las ofrendas o altares. Esta actividad se conoce aquí como «togolear» de la palabra zapoteca «togool», que significa «muerto». Las «comparsas», recrean las actividades tradicionales, tales como bodas, mientras que se encuentran disfrazados de esqueletos.