Este municipio, ubicado a media hora de la capital, es reconocido a nivel mundial por la sucesión de talleres que tapizan sus calles, y el sonido de los telares de madera que emana de ellos

Aquí se trabaja la lana de forma artesanal para la elaboración de sarapes, bolsas, cortinas y, principalmente, alfombras y tapetes. Los diseños que decoran estas finas piezas son de todo tipo, desde grecas zapotecas o personajes públicos hasta obras de famosos pintores como Pablo Picasso, M.C. Escher o Joan Miró, pero en todos los casos el principal atractivo son los colores, mismos que se logran a base de pigmentos naturales como el cempaxóchitl para el color amarillo, la grana cochinilla para el rojo y el añil para el azul, entre otros.

Experiencias imperdibles

TEMPLO DE CANTERA LABRADA: Construido en el siglo XVII, el Templo de la Preciosa Sangre de Cristo sobresale por su fachada así como por su lienzo. El edificio en sí se encuentra hoy sobre los cimientos de un templo zapoteco precolombino cuya parte está bien cuidada y cercada en la parte posterior, pero en toda la fachada frontal y el patio se pueden ver piezas talladas originales de ese antiguo templo. El interior tiene varios altares coloniales in situ y las típicas velas de cera con forma de flor decoran todo el pasillo, lo que lo hace tan colorido y único.

APRENDER A UTILIZAR PIGMENTOS NATURALES: En los numerosos talleres familiares de elaboración y venta de productos de lana se puede observar cómo los habitantes del municipio realizan esta laboriosa actividad, hablar con ellos y conocer el papel fundamental que juegan los pigmentos naturales. Muchos todavía usan las técnicas tradicionales de cardar y hilar su propia lana, luego teñirla con colores naturales y finalmente tejer en telares de madera maciza.

VISITAR LA CASA DEL PUEBLO ANTIGUO El nombre del museo comunitario es Balaa-Xteeguech significa “sombra o casa del pueblo antiguo”. Se trata de un espacio donde se colecciona, conserva y salvaguarda el patrimonio cultural del lugar. Lo integran una sala arqueológica con piedras talladas y tepalcates, una sala de artesanías y telares y otra sala dedicada a las bodas tradicionales.

HACERSE DE UNA PIEZA ARTESANAL: En el mercado de artesanías se exhiben y venden buena parte de los trabajos textiles de lana que producen los artesanos de la localidad, por lo que es un sitio privilegiado para adquirirlos.